Alergia a Mascotas.

Mucha gente ama a las mascotas. Se han convertido en una parte importante de la vida de muchas personas, y a veces, se consideran en un miembro más de la familia. Pero, ¿qué pasa cuando esos amigos se convierten en un peligro para la salud?

Por desgracia, las alergias a las mascotas no son padecimientos muy raros en el mundo. Millones de personas se ven impedidas de acariciar a un perro o un gato e incluso de hallarse en la misma habitación al mismo tiempo que ellos. Los síntomas de las alergias a mascotas son muy parecidos a los de la rinitis alérgica o fiebre del heno, y pueden aparecer poco después de acariciar, abrazar o jugar con el animal, o bien, al entrar en contacto con los alérgenos aunque los animales no estén en el sitio.

En general, cualquier animal con pelo o plumas puede provocar una reacción alérgica, pero los perros y gatos son mascotas muy comunes en los hogares. Otros animales que suelen desencadenarlas son los roedores, los conejos y los caballos.

Cualquier animal con pelo o plumas puede provocar una reacción alérgica.

Síntomas

  • Estornudos.
  • Secreción o congestión nasal.
  • Comezón en los ojos, nariz, paladar o garganta.
  • Lagrimeo.
  • Goteo retronasal.
  • Tos.
  • Sensación de presión o dolor nasal.
  • Ojos rojos.
  • Inflamación de color azul bajo los ojos.
  • Sibilancias.
  • Urticaria o erupción en pecho y rostro de personas sumamente sensibles. A veces, la zona donde al animal lame se pone roja.
  • Dificultad para respirar.

Causas

No es el pelo el causante de la alergia, sino otras sustancias presentes en él y en otras partes de su cuerpo.

Muchas personas creen que el pelo de los animales es lo que ocasiona las reacciones alérgicas. En realidad, no es el pelo, sino otras sustancias presentes en él y en otras partes de su cuerpo:

-Caspa. Se trata de hojuelas de células muertas que se desprenden de la piel, y que a menudo se encuentran en el pelo. Es el desencadenante más común de las reacciones alérgicas a mascotas.

-Saliva.

-Orina.

Estos tres alérgenos contienen unas proteínas normalmente inofensivas para las personas, pero no para los alérgicos. Estos tienen un sistema inmunitario hipersensible a dichas proteínas, por lo que cuando se exponen a ellas, el sistema reacciona como si fueran virus, bacterias u hongos: sí, los combaten con anticuerpos. Como también libera otras sustancias químicas, el cuerpo de la persona comienza a manifestar síntomas de alergia como la comezón y la tos.

Ojo: las personas con otras alergias respiratorias como la fiebre del heno o la alergia al polvo deben limitar su contacto con las mascotas, ya que los alérgenos pueden quedar atrapados en el pelo de los animales.

Factores de riesgo

-Presencia de asma u otras alergias en la familia.

-Exposición a mascotas desde edades tardías. Al parecer, los niños que conviven con mascotas desde su primer año de vida tienen mayor oportunidad de resistencia ante las infecciones respiratorias en años posteriores.

Complicaciones

La alergia a las mascotas, al ser respiratoria, afecta principalmente a las vías del mismo nombre. Las reacciones alérgicas continuas aumentan el riesgo de contraer infecciones en los senos paranasales, y quizá hasta sinusitis.

¿Otra complicación? El asma. Quienes ya lo padecen suelen experimentar ataques durante las reacciones y tener dificultad para controlar los síntomas de la alergia. De hecho, se sabe que es posible que la alergia a los gatos derive en asma crónica.

Diagnóstico

Confirmar una alergia a mascotas no es más difícil que en otros tipos de alergia. Primero, el médico puede hacer preguntas sobre los síntomas, su frecuencia y su gravedad, y hacer una revisión de la mucosa de la nariz. Una mucosa pálida o azulada e hinchada, es signo físico de una alergia.

Ahora bien, la inflamación de la mucosa puede ser resultado de otros alérgenos, por lo que una prueba cutánea ofrece mejor seguridad sobre el origen. Simplemente se aplica una pequeña cantidad del alérgeno o alérgenos sospechosos sobre un área de la piel, y si después de unos minutos aparece una pequeña protuberancia, el paciente es hipersensible a la sustancia que se aplicó en la zona.

Las pruebas de sangre (RAST) no siempre son necesarias, y además los resultados se obtienen en un plazo de tiempo mayor al de la prueba cutánea. Consiste en analizar una pequeña muestra de sangre del paciente y medir la cantidad de anticuerpos en ella, para saber la reacción del sistema inmunitario ante los alérgenos.

Tratamiento médico

Los antihistamínicos y descongestionantes son efectivos para tratar esta alergia.

Existe una amplia variedad de medicamentos que el médico puede recetar para tratar la alergia a las mascotas. Los antihistamínicos alivian síntomas leves como comezón, estornudos y ojos llorosos, mientras que los descongestionantes permiten la respiración normal y los corticosteroides reducen la inflamación.

Se recomienda que estos medicamentos no se administren durante un tiempo prolongado, porque conllevan varias reacciones secundarias y entonces pueden resultar contraproducentes. Por eso, quizá la inmunoterapia pueda funcionar para aliviar el padecimiento a largo plazo, de modo que dosis del alérgeno se administran paulatinamente para que el sistema inmunitario se acostumbre a él y se desensibilice poco a poco.

Remedios caseros

Para toda alergia, la principal indicación es evitar los alérgenos que la desencadenan. Desafortunadamente, esto no es tan fácil en este caso porque implica seres vivos a los que las personas suelen tomar cariño. Si prescindir de la mascota no es una opción, es completamente necesario que al menos se le mantenga fuera del dormitorio o de la casa y que esta se limpie con mucha frecuencia. Al hacer esto, no hay que olvidar usar una mascarilla para evitar que los posibles alérgenos entren al cuerpo por la nariz o la boca.

Si los síntomas han aparecido pero no se desea usar medicamentos, una irrigación o lavado nasal ayuda a limpiar la cavidad de la nariz y eliminar los microorganismos que pueden conducir a infecciones y sinusitis. El kit de lavado se consigue en algunas farmacias, y solo es necesario seguir las instrucciones de uso.