Alergia a las Nueces.

La Alergia a las nueces es particularmente peligrosa por que su consumo puede ser inadvertido para los que la padecen. Se llama nuez a todo fruto seco compuesto por una semilla y una cáscara dura. En el ámbito alimenticio, la palabra nuez designa a varios tipos de semillas como la nuez del nogal común, la nuez de Brasil, la nuez de Macadamia, el anacardo, la castaña, la avellana, el pistacho y el piñón, pero las almendras también suelen ser incluidas en esta categoría. No así los cacahuates, que son leguminosas.

En general, los frutos secos son de los alimentos más vinculados con la anafilaxis. La alergia a las nueces es una de las alergias más comunes en niños y adultos.

Síntomas de la Alergia a las Nueces.

  • Comezón en boca, garganta, ojos, piel u otra área del cuerpo.
  • Dificultad para deglutir.
  • Dolor abdominal.
  • Calambres abdominales.
  • Náuseas.
  • Vómitos.
  • Diarrea.
  • Congestión o secreción nasal.
  • Dificultad para respirar.
  • Urticaria o eccema.

En casos graves, anafilaxis manifestada por sensación de opresión en el pecho, desmayo, pérdida de conciencia y, si no se atiende inmediatamente, paro cardíaco.

Causas de la Alergia a las Nueces

Los alimentos que desencadenan esta alergia alimentaria son los frutos secos mencionados conocidos como nueces, pero los productos derivados de ellos, como los aceites y cosméticos, también pueden provocar una reacción negativa al contener el alergeno. En realidad, lo que causa la reacción son proteínas contenidas en las nueces y a las que el alérgico es altamente sensible.

Debido a la sensibilización del organismo, cuando el individuo ingiere la nuez o un alimento que lo contiene como ingrediente, su sistema inmunitario reacciona como si se tratara de un virus o una bacteria, al considerar nociva a una o más proteínas. Entonces libera anticuerpos y sustancias químicas como la histamina, los cuales provocan la aparición de los síntomas.

Alimentos que contienen o pueden contener nueces son:

-Productos horneados como pasteles, galletas y postres diversos.

-Cereales de caja.

-Muesli.

-Turrones y mazapanes.

-Barritas energéticas.

-Aderezos para ensaladas.

-Sopas.

-Extractos de frutos secos.

-Hamburguesas sin carne.

-Salsas espesas.

La alergia a las nueces es una de las alergias más comunes en niños y adultos.

Factores de riesgo

-Ser alérgico a los cacahuates.
Entre el 25 y el 40 por ciento de las personas con alergia al cacahuate también presentan reacciones alérgicas a las nueces.

-Tener familiares cercanos con alguna alergia.
En adición, los hermanos menores de los alérgicos a los frutos secos pueden ser más propensos a desarrollar el mismo padecimiento.

Complicaciones de la Alergia a las Nueces

Si el individuo evita el consumo de nueces, el riesgo de que surja una complicación a largo plazo es mínimo. Lo verdaderamente peligroso sucede precisamente durante la reacción alérgica, pues puede derivar en un shock anafiláctico.

La anafilaxis es la complicación más grave de la alergia a las nueces. Si el individuo tiene una alergia severa o es extremadamente sensible a pequeñísimas cantidades de alérgenos, la reacción puede provocar que su garganta se inflame, que las vías respiratorias se obstruyan, que la presión arterial se reduzca, que se produzcan desmayos o pérdida de la conciencia e incluso que se produzca un paro cardíaco y la muerte.

A diferencia de una reacción alérgica normal, la anafilaxis repercute en varias partes del cuerpo al mismo tiempo y se desarrolla de forma muy rápida. Si el afectado no recibe tratamiento urgente, corre el riesgo de perder la vida.

¿Cómo diagnosticar la Alergia a las Nueces?

Las reacciones alérgicas a las nueces pueden confundirse con una intoxicación o intolerancia alimentaria, por lo que es importante acudir al médico si se presentan los síntomas mencionados. No hay que olvidar que es un padecimiento que puede causar una reacción mortal.

Una vez en el consultorio, el doctor puede revisar el historial clínico, hacer un examen físico y plantear preguntas acerca de los síntomas. Posteriormente pide efectuar alguna de las siguientes pruebas:

-Prueba cutánea. Se aplica una pequeña cantidad de alérgeno o alérgenos sobre un área de la piel. Si unos minutos después aparece una protuberancia en la zona, el paciente es alérgico.

-Prueba de sangre. Se extrae una muestra de sangre del paciente y se analiza en laboratorio. Lo que busca es medir la presencia de Inmunoglobulina E, un anticuerpo liberado durante las reacciones alérgicas.

-Prueba de Provocación Alimentaria. Esta prueba solo debe llevarse a cabo bajo supervisión médica. Consiste en ofrecer pequeñas cantidades de los alimentos que posiblemente causan la alergia, y observar las reacciones. Las dosis se aumentan si el individuo no reacciona negativamente, y se detienen en cuanto esto sucede.

Tratamiento médico

Si el afectado no recibe tratamiento urgente, corre el riesgo de perder la vida.

Los tratamientos disponibles en la actualidad ofrecen alivio de los síntomas, mas no su cura, si bien un 9 por ciento de los niños con alergia a las nueces la superan con el correr del tiempo. Aunque el paciente pueda tolerar el consumo de otros tipos de nueces, los alergólogos recomiendan evitar todos los tipos.

Las alergias leves a moderadas pueden ser tratadas con antihistamínicos, que bloquean las histaminas causantes de síntomas como la comezón y la urticaria. La congestión nasal suele aliviarse con ayuda de gotas nasales descongestionantes. Para casos más graves, el médico acostumbra prescribir inyecciones de epinefrina que deben administrarse durante un episodio de anafilaxis.

Remedios caseros

La mejor manera de tratar esta alergia es evitar todos los alimentos que contienen nueces e incluso cacahuates, debido a la posibilidad de que se hayan cruzado durante su procesamiento en las máquinas de las fábricas. A decir verdad, vivir con esta alergia no es sencillo puesto que numerosos alimentos contienen nueces o componentes derivados de ella.

Resulta indispensable, pues, revisar minuciosamente las etiquetas no solo de los alimentos, sino también de los productos cosméticos. Si la etiqueta indica que puede contener trazas de nueces, o que se procesó en maquinaria donde se procesaron nueces o cacahuates, su ingestión no es segura. En caso de duda, lo mejor es llamar al fabricante y no arriesgarse a consumir el producto.